Vino

Vinos Gourmet. Los mejores vinos españoles

Vino Hay 41 productos.

Subcategorías

  • Ribera del Duero

    La Ribera del Duero es una Denominación de Origen situada en la meseta septentrional, bañada por las aguas del Río Duero, donde se elaboran deliciosos y reconocidos vinos tintos de una gran complejidad, a partir de la variedad de uva Tinto Fino.

    HISTORIA Y LOCALIZACIÓN


    La D.O. Ribera del Duero está situada en Castilla y León, en el centro-norte de la Península Ibérica, y se extiende a lo largo de un tramo de unos 100 kilómetros a orillas del Río Duero a su paso por las provincias de Soria, Burgos, Valladolid y Segovia.

    Se cree que fueron los comerciantes fenicios, 1000 años antes de nuestra era, quienes introdujeron las técnicas más avanzadas de cultivo de la vid en la zona.
    Unos siglos más tarde fueron los romanos quienes pasaron a cultivar estos viñedos, con el objetivo de abastecer de vino a sus ejércitos.

    En la Baja Edad Media, hacia el siglo X, y de la mano del clérigo, es cuando se empieza a extender el vino de la Ribera del Duero. Los monasterios se multiplican, y con ellos crece la cultura del vino por todo el territorio.

    En el siglo XII monjes procedentes de la Abadía de Cluny, Francia, empiezan a elaborar su propio vino en Valbuena de Duero. En el XIII se empieza a regular la vendimia, y empiezan a aparecer las primeras bodegas dentro de las villas. El vino se convierte en una pieza clave para el desarrollo tanto cultural como económico de la zona. Se incrementa la producción, se intensifica el comercio local y el mercado se extiende a todo el Reino de Castilla.

    Durante los siglos XV y XI se empieza a controlar la producción y la calidad de los vinos elaborados en la zona, aunque aún se trataba de vinos algo rústicos.
    Fue en la segunda mitad del siglo XIX, cuando la familia Lecanda funda a orillas del Río Duero una bodega que con el paso del tiempo se convertiría en mítica. A partir de variedades importadas como la Cabernet Sauvignon, Merlot o Malbec consiguieron producir un vino excepcional. Vega Sicilia.

    En el año 1898 llega la filoxera a la Ribera del Duero, una gran plaga que produce una importante crisis económica de la cual costaría recuperarse.

    En la década de los años 70, otro nombre marcaría la historia de esta zona de elaboración. Alejandro Fernández crea la Bodega Pesquera. Su vino del mismo nombre se convirtió rápidamente en uno de los iconos de los vinos elaborados en España.

    En el año 1982 la Ribera del Duero obtiene un merecido reconocimiento, convirtiéndose en Denominación de Origen.
    Se replantaron muchos viñedos y aparecieron muchas bodegas, desde cooperativas, negocios familiares o grandes bodegas que empezaron a invertir en recursos tecnológicos para la elaboración del vino.
    Desde entonces se ha ido refinando la elaboración de los vinos hasta llegar al gran reconocimiento internacional del que goza esta D.O. hoy en día, gracias a sus vinos aromáticos, suaves y aterciopelados.

    CARÁCTER: UVA, SUELO Y CLIMATOLOGÍA


    La D.O. Ribera del Duero está enclavada en la meseta septentrional de la Península Ibérica, a una altitud de entre 750 y 1.000 metros de altitud, siguiendo el cauce del Río Duero. Los viñedos se encuentran próximos a las dos orillas del río. Se trata de un terreno por lo general ondulado, formado por sedimentos terciarios de carácter arcilloso, aunque también encontramos algunas zonas calcáreas en las zonas más altas y alejadas del río.

    La D.O. cuenta con un clima continental con temperaturas extremas que van desde los cálidos veranos, con cambios bruscos de temperatura durante la noche, a los inviernos muy fríos. Los otoños suelen ser fríos y con una pluviometría moderada y en primavera las heladas son frecuentes, lo que retrasa la brotación de la vid.
    La Ribera del Duero cuenta con una alta luminosidad, con cerca de 2.500 horas de sol anuales que aseguran una perfecta maduración de la uva.

    La variedad reina en la D.O. Ribera del Duero es la Tinto Fino, llamada así en la Ribera del Duero y conocida como Tempranillo en otras zonas de España como La Rioja. La variedad Tinto Fino ocupa cerca de un 60% del viñedo plantado en la D.O.
    Es una variedad perfectamente adaptada que ofrece una gran acidez, lo que permite elaborar vinos muy elegantes y muy bien estructurados.

    También se cultivan las variedades internacionales Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Garnacha Tinta, además de la variedad de uva blanca Albillo.

    PRINCIPALES BODEGAS DE LA D.O. RIBERA DEL DUERO


    Mención especial merecen dos de las bodegas históricas de la D.O. Ribera del Duero, de las primeras en instalarse en la zona. 
    La primera, Vega Sicilia. Todo un referente no solo en España sino en el mundo entero, artífice de grandes vinos como Vega Sicilia Único, Valbuena o Pintia.
    Pesquera, otra bodega histórica, con sus maravillosos Pesquera Crianza y Reserva. Aunque la D.O. Riebra del Duero cuenta con muchas otras grandes bodegas como Bodegas Aalto,Emilio Moro, Bodega Arzuaga o la prestigiosa y conocida Dominio de Pingus.

  • Toro

    La D.O. Toro es una Denomincación de Origen situada en el noroeste español, a orillas del Río Duero y sus afluentes.
    A partir de la variedad Tinta de Toro se elaboran grandes vinos tintos muy sabrosos y complejos, con mucha potencia, cuerpo y una gran tanicidad.

    HISTORIA Y LOCALIZACIÓN


    La D.O. Toro es una denominación situada en Castilla-León. Se encuentra repartida entre las provincias de Zamora y Valladolid, en el noroeste español, y cuenta con una extensión de 62,000 hectáreas, de las cuales 8,000 están dedicadas exclusivamente al cultivo del viñedo.

    Los origenes de la elaboración de vino en la zona se remontan a períodos anteriores al asentamiento de los romanos. Se cree que en el siglo I A.C. los griegos ya enseñaron a elaborar vino a las tribus celtas locales.

    Ya en la Edad Media, durante los siglos XI, XII y XII, el vino de Toro gozaba de una gran reputación y se comercializaba con gran prestigio fuera de la comarca.
    Alfonso IX, rey de León, cedió tierras a diferentes órdenes religiosas, como a la Catedral de Santiago de Compostela, para que se encargaran de la producción del cada vez más preciado vino de Toro, lo que ayudó a aumentar su reconocimiento.

    En el siglo XIV la fama de los vinos de Toro llegó hasta Sevilla, ciudad en la que estaba prohibido por orden expresa del Rey la venta de cualquier vino extranjero, haciendo una excepción para los vinos de Toro.

    Se tiene constancia de que los vinos de Toro llenaban las bodegas de los barcos con los que Cristobal Colón y su tripulación se lanzaron al descubrimiento de América.
    Eran vinos con mucho cuerpo y eran muy cotizados ya que permitían “arreglar” otros vinos de menor calidad.

    En el siglo XIX, durante la filoxera sufrida por Francia, Toro exportó grandes cantidades de su vino que no se vió afectado, al estar los viñedos plantados en suelo arenoso.
    Cuando la filoxera llegó a España, también se utilizaron vides de Toro para replantar otras zonas que se habían visto afectadas.

    A partir de la década de los años 80, la D.O. Toro ha vivido un nuevo relanzamiento con una nueva generación de enólogos muy cualificados que comenzaron a trabajar en la zona, diversas inversiones y continuas mejoras tanto en los métodos de vendimia como en los de elaboración.

    CARÁCTER: UVA, SUELO Y CLIMATOLOGÍA


    La D.O. Toro está enclavada en la Meseta Central. Los viñedos se encuentran plantados a una altura considerable, entre 650 y 850 metros de altitud sobre el nivel del mar.
    Se trata de un terreno de suaves ondulaciones con pequeñas pendientes a orillas del Río Duero. Los suelos son principalmente de origen fluvial por la influencia del Duero y sus afluentes. Lejos de los ríos encontramos suelos secos, arenosos, pobres y con mucha piedra en el subsuelo, lo que les proporciona un buen drenaje.

    Toro cuenta con un clima continental extremo, con influencias del Océano Atlántico. Los veranos son muy calurosos y los inviernos muy fríos, llegándose a alcanzar hasta los -10ºC.
    Los viñedos están expuestos a muchas horas de sol, y mucho calor durante el verano, lo que ayuda una correcta y temprana maduración.

    La uva más utilizada en la D.O. Toro es la variedad Tinta de Toro, también conocida como Tempranillo o Tinta Fina variando el nombre dependiendo de la zona en la que se cultiva.
    Se trata de una variedad muy fina que, gracias a su bajo nivel oxidativo, es utilizada para la elaboración de vinos con largos envejecimientos. 
    La Tinta de Toro es una variedad con una temprana maduración, lo que ayuda a que no se vea demasiado afectada por las heladas habituales en la zona al final de la época de maduración. Además de la Tinta de Toro, también se utiliza como complemento la variedadGarnacha Tinta.

    En Toro, aunque en menor medida, también se elaboran vinos blancos con las variedades de uva blanca Verdejo y Malvasía.

    PRINCIPALES BODEGAS DE LA D.O. TORO


    La D.O. Toro ha conseguido una gran reputación gracias a los grandes tintos que se elaboran en esta denominación. Vinos tintos sabrosos, con personalidad, potencia y muy complejos tanto en boca como en nariz.
    Son varias las bodegas de la D.O. Toro que cuentan con un gran reconocimiento. Bodegas Pintia, del mítico Grupo Vega Sicilia, o la reconocida Bodega Numanthia.
    Bodega Teso La Monja, de los hermanos Eguren también conocidos por Bodega Sierra Cantabria en Rioja.
    O la joven, aunque cada día más conocida, Bodega Matsu.

  • Rioja

    La Rioja es una de las zonas de elaboración de vino más importantes de todo el mundo. Cuenta con una historia milenaria y un suelo y clima excepcionales.
    A partir de las variedades Tempranillo y Garnacha se elaboran grandes vinos tintos, que se envejecen con gran maestría que demuestra la experiencia adquirida con el paso de los tiempos de generación en generación. 

    HISTORIA Y LOCALIZACIÓN


    La D.O.Ca. Rioja es una denominación de origen calificada que se extiende a lo largo del paso del río Ebro por las comunidades autónomas de La Rioja y el País Vasco, y en menor medida de Navarra y Castilla y León.

    La Rioja cuenta con más de 2.000 años de historia vinculada al mundo del vino. El cultivo de la vid fue introducido por los romanos, como demuestran diversos restos arqueológicos de lagares y bodegas encontrados, y más tarde continuado por fenicios y celtíberos.

    Durante la Edad Media la cultura del vino crece alrededor de los monasterios. En el siglo XIII Gonzalo de Berceo, clérigo del Monasterio de Suso y primer poeta español conocido, menciona en sus versos el vino convirtiéndose así en la primera referencia escrita al vino en España.

    Ya en la Alta Edad Media, y con el continuo crecimiento de la población en las ciudades, el vino gana en popularidad y en importancia económica para la región, convirtiéndose junto al cereal en el motor económico de la zona.
    Tal es la importancia que estaba adquiriendo el comercio del vino, que en 1787 se crea la Real Junta de Cosecheros con el objetivo de fomentar el cultivo de la viña, mejorar la calidad de los vinos elaborados e incentivar la comercialización del vino, sobretodo en los países del norte. Con este objetivo se construyen y mejoran caminos y puentes que unieran los pueblos de la Rioja con el puerto de Santander, puerto del norte que ayudaría a dar salida a los vinos en su ruta hacia el norte de Europa.

    En la segunda mitad del siglo XIX se produce la primera “explosión” de los vinos de Rioja. La crisis provocada por la filoxera en las viñas francesas y la llegada del ferrocarril facilita la exportación de los vinos de La Rioja hacia Francia, un mercado muy maduro y ávido de la llegada de buenos vinos.

    Empiezan a aparecer los que a la larga serían los primeros nombres relevantes en la denominación. Rafael López Heredia (Bodega Viña Tondonia), Luciano Murrieta (Bodega Marqués de Murrieta) o Camilo Hurtado de Amézaga (Marqués de Riscal) fundan sus bodegas, hoy reconocidas como grandes referentes en La Rioja, e introducen nuevas técnicas de elaboración y crianza de vinos.
    La calidad de los vinos de Rioja da un giro espectacular, pasando de vender vino a granel a embotellar vino criado al estilo de Burdeos, buscando la finura y calidad tras largas crianzas. Se empezaba a escribir la historia moderna de los vinos de Rioja.

    Aunque a finales del siglo XIX La Rioja sufrió un duro revés que supondría un gran freno a la evolución de la elaboración de vino. 
    La temida filoxera cruzó la frontera y se instaló en La Rioja. En 1902 se extendió por La Rioja Alta y en 1904 por el resto de zonas.
    Con prácticamente toda La Rioja infectada se tuvieron que replantar muchas viñas con una variedad americana, resistente a la filoxera. Pero la replantación del viñedo fue un proceso lento y costoso. No fue hasta los años veinte cuando se dió por finalizada la crisis.

    Una vez pasada la crisis de la filoxera, La Rioja vive un proceso continuo de renovación y modernización, adaptándose a las nuevas exigencias de los consumidores que la llevarían a convertirse en una de las referencias a nivel mundial en cuanto a zonas elaboradoras de vino. El 6 de Junio de 1925 La Rioja se reconoce como la primera Denominación de Origen de España, tratando de proteger así la “marca” Rioja, y la calidad de sus vinos ante posibles falsificaciones.

    En el año 1991, La Rioja se convierte en la primera Denominación de Origen Calificada de España. Se establecen zonas de producción, variedades de uva y rendimientos máximos permitidos, así como técnicas de elaboración y de crianza.
    Este reconocimiento se tradujo en confianza por parte de los consumidores, y hoy en día ha llevado a La Rioja a convertirse en una de las zonas de elaboración más emblemáticas y reconocidas de todo el mundo.

    CARÁCTER: UVA, SUELO Y CLIMATOLOGÍA


    La Rioja cuenta con un clima continental con influencias mediterráneas, más o menos marcadas dependiendo de la zona. Dos climas muy diferentes, prácticamente opuestos, que proporcionan temperaturas suaves y unas precipitaciones medias anuales de 450-500 litros por metro cuadrado. Este clima único, el paso del río Ebro a lo largo de toda la denominación y la proximidad de las Sierras de Cantabria, Demanda y Cameros, hacen de esta zona una zona única y muy privilegiada para el cultivo de la vid. 

    La Rioja está dividida en tres zonas de elaboración. Rioja AltaRioja Baja y Rioja Alavesa. Tres zonas que están determinadas por diversos factores naturales, y que cuentan con una diferencia de clima y suelos considerable.

    La Rioja Alta es la parte más occidental de la denominación y limita al norte con el margen derecho del Río Ebro, extendiéndose a lo largo de su margen izquierdo. Haro, una de las poblaciones más importantes, y concretamente su Barrio de la Estación, está reconocido como la zona del mundo con mayor concentración de bodegas por metro cuadrado. Algunas de ellas míticas como Viña TondoniaMuga o Rioja Alta.
    San Vicente de la Sonsierra, Brines, Ábalos, Samaniego o Cenicero son otras poblaciones históricas con una gran tradición en la elaboración de vino.
    La Rioja Alta cuenta con un clima continental moderado, marcado por una influencia cantábrica. La altura a la que están plantados los viñedos ronda entre los 380 y 500 metros sobre el nivel del mar.
    En La Rioja Alta encontramos una gran diversidad de suelos. La mayoría son suelos arcillosos - calcáreos, aunque también encontramos arcillosos - ferrosos y suelos de origen fluvial, muy ricos en grava y caliza.
    La principal variedad cultivada es la variedad Tempranillo, variedad autóctona de La Rioja, que proporciona vinos afrutados y muy equilibrados en grado alcohólico, con muy buenos resultados para elaboraciones con largas crianzas.

    La Rioja Baja es la parte más oriental de la denominación, y se extiende a lo largo del margen derecho del río Ebro. 
    Entre las poblaciones más importantes en la elaboración del vino se encuentran Alfaro, Aldeanueva de Ebro o Mendavia.
    Cuenta con un clima más seco y con una mayor influencia mediterránea que La Rioja Alta. El terreno es más suave y la altura a la que se encuentran los viñedos es más baja que en las dos otras zonas de La Rioja, entre 260 y 380 metros sobre el nivel del mar. Los suelos en La Rioja Baja son principalmente suelos de origen fluvial, aunque también encontramos suelos de tipo arcilloso-ferroso.
    El clima, más benévolo, y unos suelos muy fértiles crean el escenario ideal para una perfecta maduración de la uva, proporcionando unas muy buenas cosechas.
    Aunque también se cultiva un porcentaje importante de Tempranillo, la principal variedad cultivada en La Rioja Baja es la variedad Garnacha. Una variedad que proporciona vinos muy aromáticos y con menor acidez y tanicidad que los basados en la Tempranillo.

    La Rioja Alavesa se encuentra situada al sud de la provincia de Álava, delimitada por el Río Ebro al sud y la Sierra Cantabria al norte.
    Hay muchas poblaciones con una gran historia en la elaboración de vinos, entre ellas Elciego, Laguardia o Labastida.
    Cuenta con un micro clima muy especial. Un clima mediterráneo con una gran influencia del Mar Cantábrico, aunque atenuado por la protección que le brinda la barrera natural que supone la Sierra de Cantabria. 
    La mayoría de los suelos son arcillo-calcáreos, en fincas ubicadas en pequeñas terrazas a una altitud de entre 400 y 700 metros sobre el nivel del mar. Son suelos que presentan inmejorables características para el cultivo de la vid.
    La principal variedad cultivada es el Tempranillo, que en estas condiciones climáticas y de suelo da como resultado grandes vinos de la máxima calidad, muy delicados y exquisitos.

    Además de las citadas Tempranillo y Garnacha, en La Rioja también se cultivan las variedades Graciano y Mazuelo, que funcionan como complemento ideal a estos dos variedades.
    También se plantan como principales variedades blancas ViuraMalvasíaGarnacha blancaTempranillo blanco.

    Aunque los vinos de Rioja más conocidos son los tintos, se elaboran también vinos blancos y vinos rosados.
    El vino rosado está elaborado normalmente con la variedad Garnacha. Lo habitual es consumirlos como vinos jóvenes, aunque hay algunas bodegas que también envejecen estos vinos rosados obteniendo muy buenos resultados.

    El vino blanco se elabora habitualmente a partir de la variedad Viura, mezclándola conMalvasía o alguna otra de las variedades cultivadas. Los blancos pueden ser jóvenes, fermentados en barrica o criados con largo envejecimiento en barrica. Obteniendo desde blancos afrutados, los más jóvenes, hasta vinos blancos mucho más complejos, resultantes de las largas crianzas.

    Los vinos tintos son los vinos que han dado fama mundial a esta denominación. Los tintos jóvenes son vinos para consumir en el año, a veces elaborados mediante el proceso de maceración carbónica. Los tintos de crianza son vinos que han permanecido un mínimo de un año en barrica de roble, y en los que se nota la influencia de la madera. 

    Los vinos Reserva son vinos con una crianza mínima de tres años entre barrica de roble y botella, habiendo permanecido un mínimo de un año en barrica. Suelen contar con aromas más complejos aportados por la crianza como especias, cuero y fruta madura. 
    Y, por último, los vinos Gran Reserva son vinos con una crianza mínima de dos años en barrica de roble y tres años en botella. Se caracterizan por aromas muy complejos a especias, humo, resina. En boca son suaves, aterciopelados y con unos taninos muy pulidos.

    PRINCIPALES BODEGAS DE LA D.O. RIOJA


    La lista de bodegas que encontramos en La Rioja es interminable, y es que hay más de 500 bodegas que elaboran sus vinos en esta denominación.

    Junto a las ya mencionadas Viña Tondonia, Marqués de Riscal y Marqués de Murrieta hay otras bodegas históricas como Bodegas Muga, Bodegas Riojanas, o Bodegas Faustino, todas ellas con métodos de elaboración que se han ido transmitiendo de generación en generación.

    Bodegas de nueva construcción como Bodegas Ysios, Bodegas Olarra o Bodegas Baigorri, que cuentan con unas instalaciones modernas e inmejorables para la elaboración del vino.

    Y por último, encontramos también otras bodegas que elaboran vinos de Rioja con un corte más moderno entre las que se encuentran Sierra CantabriaBodegas Contador o Remírez de Ganuza.
  • Rias Baixas

    El vino Rías Baixas pertenece a la DO que se sitúa en las rías de Galicia del sur. Rías Baixas se compone de 5 subzonas: Val do Sanés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla. Estas subzonas producen sobre todo Albariño, uva de gran prestigio siendo la denominación punto de referencia de la vinicultura gallega. La D.O. está situada entre Pontevedra y La Coruña siendo su clima atlántico con temperaturas suaves y alta humedad.

    El vino Rías Baixas se extiende en más de 3.600 hectáreas, con 204 bodegas cosechando caldos de gran prestigio en España y en el extranjero. Los vinos de la D.O. recibe en cada añada premios y galardones en las mayores ferias y catas del mundo.

    Las variedad de uva más utilizada para el vino Rías Baixas es preferentemente la Albariño, cepa autóctona. Además, para los blancos se utiliza el loureira blanca (o marqués), treixadura y caiño blanco.  Con el  Albariño, tendrás vinos de color  amarillo paja, potentes y mucho aroma. En los tintos, aunque muy poco producidos, las cepas son: caiño tinto, espadeiro, loureira tinta y sousón.

  • Castilla-Leon

    Denominación Origen Castilla-Leon

    La Denominación de origen Vinos de la Tierra de Castilla y León surge a raíz del impulso de grandes bodegueros tradicionales, esta D.O. Vino de la tierra de Castilla y León posee una gran cultura del vino, probablemente la más rica de la península, ya que en su haber, encontramos bodegas de más de cien años, sus vinos destacan por la calidad y por una gran materia prima, rica en variedades de uvas diferentes, como pueden ser las variedades de uvas blancas como la Verdejo, o las variedaes Tempranillo, Tinta de Toro y Prieto picudo entre otras.

Mostrando 1 - 41 de 41 items
Mostrando 1 - 41 de 41 items